lunes, 10 de marzo de 2008

El Eternauta convertido en símbolo de resistencia



Una amiga me hace llegar esta foto, que sacaron en Mar del Plata en protesta a la visita en Argentina del presidente norteamericano George W. Bush, por la Cumbre de las Américas el 03 Nov de 2005. Demuestra la presencia que todavía tiene la obra de Oesterheld y Solano López. Aunque creo que debería decir la obra de Breccia y Oesterheld en este caso, porque la versión de El Eternauta que firmaron los dos monostruos (y no es que Solano no lo sea) fue mucho más combativa, más beligerante y contestataria con las desigualdades Norte-Sur. En ella, los países desarrollados llegaban a un pacto con los invasores para repartirse el planeta, dejando a los alienígenas la mitad sur del hemisferio. Claro que esa re-interpretación de la historia distaba bastante del original y, tal vez por eso, no recibió una buena acogida entre el público, hecho que motivó la cancelación de la historia que quedó inconclusa.


(Gracias, Emilse)


Y ya que estamos con El Eternauta y su presencia actualmente en la sociedad, incluyo el siguiente palimpsesto...

6 comentarios:

JoJosho dijo...

See Here or Here

Dr. Banting dijo...

Hola, holita...cuanto tiempo sin escribir, que no visitar su blog.

La verdad es que "El Eternauta" se presta a ser usado como simbolo. Lo tiene todo. No he leido la parte Oesterheld/Breccia pero he visto que la critica no la ensalza tanto como la etapa Solano.

A parte, creo que "El Eternauta" esta bien como esta. Bien es cierto, que es dificil resistirse a realizar continuaciones, spin-offs y demas mandangas saca-pasta, sobre todo gracias al rico universo que el genio de Oesterheld nos describe, pero, como digo, mejor dejar las cosas donde están.

Un saludo.

Kalar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jorge dijo...

dr. banting cuánto tiempo sin verle por el blog! Me alegro de que se haya dejado caer. La verdad es que últimamente, gracias al "fantástico" servicio de Virgin, que ya me tiene 3 semanas sin internet en la casa, tampoco es que me prodigue mucho por el blog. Tengo que cambiar esto lo antes posible.

Un saludo!

PAblo dijo...

Si es que en España tenemos una laguna enorme con todo lo relacionado con "El Eternauta" debido a la ausencia durante años de una edición (ya no digo buena) de la obra.

Ahora Norma con la edición del de Solano y Oesterheld nos permite conocer la historia.

Queda pendiente el de Breccia, que aunque tengas razón en tu entrada y quedó inconcluso, es igualmente interesante (¿Una obra de Breccia y Oesterheld puede no serlo?).

Esperemos que se hagan con materiales y podamos leer esta segunda versión de las aventuras de Juan Salvo.

Jorge dijo...

Totalmente de acuerdo Pablo. Una obra de Breccia y Oesterheld es una joya en sí misma. En el caso de su versión de El Eternauta, es curioso prestar atención a lo que pasó en términos de la respuesta del lector y el enfoque ideológico militante que le quisieron dar los autores. No conectó. Y no sería porque Argentina en la época no estaba pasando por momentos difíciles, asfixiados por gobiernos populistas y siempre con el refernte cubano en la lejanía de que una revolución desde el pueblo era posible. Una forma de plantar cara a los poderes fácticos que han dominado Latinoamérica durante el siglo XX. Pero no conectó. Imagino que el lector medio ya tenía bastante con la vida real y buscaba el hilo argumental de la historia original de Solano y Oesterheld.

Ansioso (e impaciente) espero la publicación de otras obras de Oesterheld. Y si reeditaran el "Perramus" de Breccia me darían la buena noticia del año. Complicado lo veo...