lunes, 28 de julio de 2008

Publicidad y cómic

Ian Gordon, en su libro Comic Strips and Consumer Culture 1890-1945 menciona que no es hasta los años 30 cuando los anunciantes en EE.UU. comienzan a utilizar de manera generalizada el lenguaje de la historieta para vender productos. Hasta ese momento, creaciones famosas como las que realizó Richard Outcault sobre su personaje "Buster" para la empresa Buster Brown se limitaban a una única viñeta, sin poner en práctica una secuencia a través de dos o más viñetas. Buster Brown formalmente lanzaría su marca en 1904, tras comprar los derechos a Outcault, en una medida empresarial visionaria de John A. Bush, que en ese momento era uno de los vendedores que despuntaba en la empresa Brown Shoe Company. El señor Bush se convetiría en presidente de la compañía en 1915. Publicidad y cómic irían de la mano desarrollando una estrecha relación que llega hasta nuestros días. Para un muestra un botón con la campaña de publicidad que sacó el Banco Santander hace un par de años.