domingo, 13 de enero de 2008

Cuba en el origen de la historieta española

Con la llegada de la primera imprenta a Cuba en 1723, a través del belga Charles Habré, comienza a dar sus primeros pasos la industria de la impresión, pieza clave para el desarrollo del periodismo y del humor gráfico, que utiliza los medios de comunicación impresos como vía de difusión. La segunda imprenta llegaría en 1735 y para 1792 Santiago contaría con la primera, mientras en La Habana existían en ese momento siete imprentas funcionando .

Las primeras hojas sueltas con noticias circularon a partir de 1764 con el nombre de La Gaceta, que luego se convirtió en 1782 en la Gaceta de la Habana. En 1790 se editó el primer periódico formalmente en La Habana, Papel Periódico de la Habana que hasta 1848 funcionaría como principal vehículo de expresión cultural. Algunos años más tarde, vería la luz el diario más longevo de Cuba, Diario de la Marina, en 1832. A partir de la segunda mitad del siglo XIX los periódicos, semanarios, y revistas de tono satírico se suceden, prevaleciendo la figura del español Juan Martínez Villergas, que en 1857 sacaría al mercado la primera publicación que incluía humor gráfico: La Charanga. Junto a Villergas, otro español emigrado a Cuba, Víctor Patricio de Landaluze, serían las dos figuras clave en el desarrollo del humor gráfico en el siglo XIX. Juntos, crearían publicaciones similares a La Charanga, como El Moro Muza y Don Junípero, en las que Landaluze daría muestras de su habilidad con los lápices. Landaluze destaca además por consolidar el estilo costumbrista que plasmaría en diversas publicaciones periódicas, además de en dos libros: Los cubanos pintados por sí mismos (1852) y Tipos y Costumbres de la Isla (1881).

Se da la circunstancia, sustentada por el estudioso de la historieta Manuel Barrero, de que como La Charanga fue la primera publicación (de la que tenemos constancia) en incluir humor gráfico en español, podríamos estar ante los primeros pasos de la historieta en castellano, ya que en el contexto del que se habla (1857), Cuba era colonia de España y no existen ejemplos anteriores documentados en la península. Una de las primeras revistas satíricas en incluir humor gráfico en la España peninsular sería La Campana Eulalia de 1866. Del mismo año, pero en catalán, se registra Lo Noy de la mare (El Niño de mamá). Estas dos publicaciones se pueden consultar en formato digital a través de la Biblioteca de Catalunya. Existe otra publicación anterior en el archivo de la Biblioteca, El Pájaro Azul, de 1861 pero que carece de digitalización del archivo.

Fuentes:
Barrero, Manuel. "El origen de la historieta española en Cuba" Revista Latinoamerica de Estudios Sobre la Historieta. Pablo de la Torriente: La Habana, 2004.
Hernández, Arístides Esteban y Piñero, Jorge Alberto. Historia del Humor Gráfico en Cuba. Milenio: Lleida, 2007.
Kapcia, Antoni. Havana. The Making of Cuban Culture. Berg: Oxord, 2005.
Lent, John A. "Five Historical Stages of Cuban Mass Media" Studies in Latin American Popular Culture (1989)