viernes, 18 de abril de 2008

Cartooning in Latin America

Es una parte fundamental de esta bitácora centrar la atención en la historieta y el humor gráfico que se produce desde el ámbito hispanohablante. Hay muchos otros lugares (y ciertamente más interesantes que éste) en los que hay una excelente cobertura de lo que se produce en USA, Francia, Bélgica, Japón, etc. Mi interés desde un inicio ha sido subrayar lo que se hace desde nuestros lares, desde el ámbito latino, con toda la carga de ambigüedad que entraña la palabra (porque si Italia no es latina ¡ya me contarán ustedes!). Sin embargo, latino ha llegado a definir aquello que compartimos todos los que usamos una misma lengua, el español. Y es ahí donde tiro el ancla para hacer una llamada a la variadísima y excelente calidad de eso que podría llamarse “la historieta latina”. Otras personas lo han definido como “cómic hispánico” (ver el fundamental libro de Ana Merino El cómic hispánico, 2003). Me sirve también porque la idea es la misma.

Por eso quiero recomendar un libro que, desde los supuestos cenáculos más reaccionarios de la Universidad, reclama el protagonismo de la historieta latina. Bueno, la cosa no está tan mal ni mucho menos. La Universidad está dando muestras de cambio, de adaptación a los tiempos y de apreciación del medio de la historieta como otra forma de producción cultural propia de la modernidad. Ahí está Unicómic que se celebra en la Universidad de Alicante. Ahí tenemos también los esfuerzos de Álvaro Pons que siempre que puede, ¡zas! se inventa algo para llevar la historieta a la palestra en la Universidad de Valencia. Ahí tenemos también la gratificante noticia de que la historieta sea el tema de cursos específicos como el que dicta el profesor Ricardo Anguita “Historia del cómic” en la Universidad de Granada. Son esfuerzos muy loables por ir consiguiendo pasito a pasito eso de la normalización del medio.

Desde otros ámbitos, principalmente en los Estados Unidos, a historieta está haciéndose un hueco en eso que llaman los cultural studies. Y es que resultaba vergonzoso que una producción cultural que ha sido (y en muchos lugares todavía lo es) clave en el desarrollo de nuestra sociedades, especialmente con anterioridad a la aparición de los medios tecnológicos audiovisuales (radio, televisión, videojuegos), no recibiera la más mínima atención, a tenor de unos anacrónicos prejuicios que se cimientan en la propia ignorancia. Esta importancia de la historieta como producto de la cultura de masas la supo ver David Kunzle desde la Universidad de California, Berkeley, (suya es la introducción y traducción del influyente libro Para leer al Pato Donald, 1974, de Ariel Dorfman y Armand Mattelart). Importantísima es la aportación de John Lent que sacó el interesantísimo International Journal of Comic Art (IJOCA) que aborda la historieta en sentido amplio, sin constreñirse a fronteras o continentes.

El libro al que me refiero y que encarecidamente quiero recomendar es el que tiene por portada una de las parejas más famosas de la historieta argentina: el señor Inodoro Pereyra y su perrito Mendieta. Cartooning in Latin America es un compendio de artículos aparecidos en su mayoría en otros lugares:15 son de IJOCA, 4 de la Revista Latinoamericana de Estudios Sobre la Historieta, 3 de Latin American Perspectives y 4 fueron escritos específicamente para este libro. El libro está editado por el mencionado John Lent y la nómina de autores incluye a David Kunzle, el propio Lent, Ana Merino, Andrés Accorsi, Mario Lucioni, Dario Mogno, Waldomiro Vergueiro, Caridad Blanco, etc. Se cubre casi en su totalidad la geografía latinoamericana de la historieta ya que los textos abordan este medio en Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Colombia, México, Nicaragua, Perú, Uruguay y Venezuela. 10 países que dan muestra de la vigencia y la relevancia que la historieta tiene en Latinoamérica.

Título: Cartooning in Latin America
Autor: varios
Editorial: Hampton Press web de editorial
Año: 2005
Págs: 388
Idioma: inglés
Precio: 35$

PD. Si alguien está interesado en el libro que lo compre directamente de la editorial. Traté en un principio con Amazon y después de 1 mes no pudieron encontrarlo. Con la editorial no tuve ningún problema y además resulto ser unos dólares más barato ;)