jueves, 5 de junio de 2008

La mirada costumbrista de André Juillard


After the rain (1998) (Después de la lluvia, Norma), de André Juillard (París, 1948) es una secuela de la premiada Le cahier bleu (Diario Azul), premio al Mejor Álbum en el Salón del Cómic de Angoulême 1995 y premio especial del jurado en el Festival de Sierre de 1995, que a mí me ha parecido ni fu ni fa. Debería leer Diario Azul para formarme una mejor impresión de la historia global y la ambientación costumbrista que consigue (al parecer con éxito) en su primera obra en solitario. Pero no estaba en la biblioteca. Y como me gusta pasar camino de la Universidad por la biblioteca de la ciudad, escaneo lo que tiene y me llevo lo que puedo.

Independientemente de su obra anterior y adoptando un análisis formalista, esto es, centrándome en la obra y pare usted de contar (uy, cómo me he puesto), After the rain es una historia con planteamiento inicial interesante, la búsqueda de un amigo desaparecido con la única pista de una enigmática fotografía que el protagonista compra en una exhibición. Hasta aquí bien. Luego ya entra la reconocible historia de la amistad entre dos personas, inseparables y el amor que ambos profesan a una misma mujer, cuya presencia está latente en toda la obra pese a no tener un carácter eminentemente protagónico. Y aquí ya he comenzado a arquear la ceja. Sin embargo, hay que reconocerle al autor un dominio exquisito del lenguaje de la historieta, con una secuenciación de la historia muy lograda. Hay ciertos momentos de la historia (no revelaré dónde) cuando el autor prescinde del texto, a todas luces innecesario, para dotar a la imagen, a la viñeta tras viñeta, de un carácter narrativo excelente.

Con todo, le veo dos problemas a la obra. En la parte gráfica, pese a demostrar un más que notable dominio del dibujo de corte realista, la expresividad de los personajes es muy limitada. Este aspecto me parece muy importante en la historieta y según mi humilde opinión, Juillard en esta obra no se luce especialmente. El otro aspecto que me ha distanciado del cómic es la propia trama, el guión. Un buen comienzo, prometedor, pero que termina desembocando en una enrevesada historia, predecible a veces y poco creíble otras.

Pese a lo anterior, me ha gustado el enfoque costumbrista, humano, muy cercano al lector, que hace la obra apropiada para aquellas personas que no leen historietas normalmente. Se agradece la presentación de los personajes como personas de carne y hueso, no son héroes ni antihéroes, son personas con virtudes y defectos, hecho que ayuda a que el lector se relacione con la historia.

Como he dicho ya alguna vez, un cómic de biblioteca (si se puede). Mejor gastar el dinero en otra cosa.

6 comentarios:

Álvaro Pons dijo...

A mí me parace que más que ni fu ni fa, es un álbum malo. Simplemente. :)
Eso sí, El diario azul es mucho más interesante. No es ninguna maravilla, pero es un álbum que se lee con interés.

Anónimo dijo...

¿Y yo por qué coño no conocía este blog? Directo a los marcadores.

Jorge dijo...

Pues sí Álvaro, malo es este álbum. Alguna cosilla que se puede destacar pero poco más.Tengo que leer El Diario Azul...

Pues anónimo, indignado estoy de que no lo conociera!! jejeje Un saludo ;)

Dr. Banting dijo...

Hola...

Disculpen mi ausencia durante tanto tiempo, pero es que he estado realizando la travesia patagónica a lomos de mi trineo de perros Husky y no he llevado muy bien lo de mi ingreso hospitalario para que me amputaran los dedos del pie derecho...

Como comprenderá, yo no leo comics de mierda como el que acaba de citar, es mas ni me he digando a leer su entrada mas alla de 5 lineas.

Para que vea que no soy escrupuloso con el comic europeo le dire que me compré "Santuario" de Xavier Dorison y Christphe Bec. Ya me dirán que les parece pero no me desagradó. Aunque tiene cierto tufillo vamos a copiar cliches dl cine de Hollywood que dan un poco de tirria por previsibles...

Curiosamente el dibujante pertenece a la hornada (como Brian Michael Bendis) de los que se basan en estudios previos realizados con fotografías para planificar el album, sobre todo en cuanto al diseño de personajes se refiere. No se cual es vuestra opinion al respecto...¿no os parece que es una manera de simplificar el comic? ¿Acaso un dibujante ya no tiene la suficiente imaginacion como para crear un rostro y/o unas facciones de la nada? Lo digo mas que nada porque en rostro se adivinan que tras varios personajes se hallan camuflados las jetas de gente como Bruce Willis, Johnny Depp, William Hurt o Scott Glenn camuflados sabiamente tras unas gafas o una perilla...

Hala, denle a la tecla y que empice el debate.

PD. Sr. Pons, me interesa vivamente su opinión al respecto.

Por cierto...

Visiten "La Neuralgia del Trigemino", el unico blog en el que el autor ha de ir visitando el resto de blogs amigos para decirles que ya actualizado contenidos!!!!!

Es triste, si, pero ¿acaso esperaban algo mejor?

Jorge dijo...

dr banting,

celebro leerle recuperado de sus amputaciones. Ya conozco su selecto gusto en cómics y el reseñado no estaría ni en el cajón de saldos´.

Respecto a lo que planteas, Javier Trujillo, es un buen ejemplo del estilo hiperrealista, cuasi fotográfico y precisamente hoy mismo en La cárcel comentaba Álvaro una sentencia en Francia de hace unos días que siembra bastantes dudas sobre la viabilidad legal de tal estilo. Fernando Bryce (Lima, 1965) es un autor que se ha hecho un nombre con el estilo fotográfico aunque no realiza cómics, sino versiones de carteles, portadas de periódicos, etc. Muy bueno lo que hizo con varios carteles de la Guerra Civil Española y de varios diarios cubanos. Vive en Berlín y hubo una exposición en la Fundació Tapies hace un par de años.

diegogue dijo...

A mí no me parece malo, solamente que es muy inferior a El diario azul, del cual, más que una secuela es un spin-off, o sea, una historia donde aparecen en cameos los protagonistas del diario azul, pero sus verdaderos personajes son otros, más que costumbrista, yo creo que las historias de Juillard buscan ser intimistas (en el caso de "Después de la lluvia" sobre todo, un intimismo teñido de policial

pero ciertamente los dibujos son maravilosos

un saludo