miércoles, 3 de septiembre de 2008

¡Ánimo con el síndrome post-vacacional!

Ya estamos de nuevo inmersos en la monotonía del trabajo, los horarios, la vuelta de las vacaciones, vamos. Pero también volvemos a la normalidad, a nuestras rutinas y eso no es tan malo, ¿no? Quiero decir que estar todo el día tostándose vuelta y vuelta al sol acaba por desquiciar a cualquiera. Ah, ¿que no? Vale, ok, me voy a callar y les dejo unas viñetas para empezar el día.

El genial Alberto Montt (¡que además van a publicarlo en España!)

El fango político otra vez a las puertas de casa. Y Puebla lo retrata de maravila. Nos espera un otoño calentito.

Vergara tampoco se queda corto. Y dale con no ver las cosas...

Ricardo y la noticia del censo de desaparecidos que quiere elaborar Garzón. El recuerdo de aquella parte de nuestra historia es doloroso. La viñeta, macabra.

3 comentarios:

MarvinMarciano dijo...

El últimmo chiste gráfico no tiene desperdicio. La transición cofundió amnesia y amnistía. Hubo de lo segundo a costa de lo primero. Es tiempo de recordar.

Jorge dijo...

Ricardo lleva haciendo humor gráfico a nivel estratosférico desde hace bastantes años. Un monstruo.

Dr. Banting dijo...

Estoy con vosotros, Ricardo es una "máquina" en cuanto a humor gráfico.

Efectivamente se trata de un pasado "mal enterrado". Ayer escuche unas declaraciones de Rajoy en las que "prefería no abrir viejas heridas" en alusión a las acciones emprendidas por el juez Garzón...

De nuevo, la sempiterna confusion "amnesia" con "amnistia"...es curioso como los partidarios de proteger, recordar y defender a las victimas del terrorismo no se apliquen el mismo rasero con "las otras victimas", las que sufrieron una dictadura terrible e inhumana.

Aqui se olvida muy pronto.

PD. Nueva entrada en mi blog...