martes, 24 de julio de 2007

Silenciar bocas molestas


Noticia de la BBC que recuerda que el oficio de historietista tiene muchos peligros, depende de dónde vivas, claro. Lo del secuestro de El Jueves es una risa si lo comparas con matar al autor de una caricatura. Naji-al-Ali, artista palestino, encarcelado un montón de veces y activista a través de las viñetas para denunciar la situación del pueblo palestino, fue asesinado hace hoy mismo 20 años, en Londres. Un tipo le disparó en la cara y el artista calló. Le hicieron callar. Pero las viñetas están ahi, para que las vea quien quiera.