jueves, 8 de noviembre de 2007

En busca de El Incal por Valencia


Ya estamos de vuelta. 3 días en Valencia han volado literalmente, pero han merecido la pena cada minuto que he pasado allí. Y no quiero decir con esto que no me sienta a gusto en Nottingham porque mentiría, pero estar muchas semanas separado de la persona que quieres se hace muy difícil. Además, me encontré un tiempo inmejorable en la ciudad del Turia, perfecto para darse una vuelta por la ciudad. Para recargar mis pilas solares (y es que estoy adquiriendo el color blanquecino-enfermizo de nuestros vecinos del norte de Europa). Pero todo llega a su fin y desde la ventana me acompañan las nubes de Nottingham. Familiares, a estas alturas. No suelo hablar de mi vida personal en el blog, aunque es un blog personal y lo que voy a contar sí tiene que ver con cómics.

Hace poco Irene y yo llegamos a nuestro quinto aniversario y ya sabéis, uno intenta siempre sorprender a su pareja con algo que le impacte de verdad, algo para recordar. Es el aniversario, en fin, para mí, una fecha muy importante. Y no las chorradas del 14 de febrero que me negué a celebrar en un acto de rebeldía (también bastante chorra). Así que para esta ocasión, mi novia me sorprendió con un regalo que ciertamente no esperaba. Ante mis atónitos ojos me regaló la nueva versión, la definitiva (dicen) con un nuevo tratamiento del color, de El Incal, la mítica obra de Jodorowsky y Moebius. Había oído hablar tanto de la obra, he leído sobre la obra pero no la había leído. De hecho pasaba por las librerías y mantenía pequeños debates conmigo mismo, sobre comprarla o no, y es que el precio era un factor que me hacía replantearme el momento oportuno. Además, El Incal era un cómic muy deseado pero tenía otros en la lista y no se puede tener todo al mismo tiempo, ¿no? Bueno, eso fue lo que me enseñó mi madre cuando era un crío. Siempre terminaba diciendo “No, ahora, no. Más adelante”. ¡Y nunca lo compraba! Así que Irene, que estuvo presente en muchos de esos soliloquios, decidió regalármelo para mi sorpresa.

Es una edición de lujo, enorme, con un acabado estratosférico, el color luce, brilla, multiplica más si cabe la exquisitez del dibujo de Moebius. Una joya. He comenzado a leerlo como el que degusta un buen Oporto, pausadamente, sin prisas. ¡Y vaya licor, señores!
PD. Muchas gracias, Irene. El Incal, una maravilla. Pero vernos tras varias semanas...el mejor regalo posible.

8 comentarios:

alberto dijo...

Chico y yo que pensaba que Irene estaba contigo en Nottingham...

En fin, que me alegro que estés de vuelta por la blogosfera. Y sí, nada como los regalos sorpresa (ya sé que por definición los regalos son sorpresa, pero me refiero a esos que definitivamente no te esperas y que te alegran el día, el mes o el año... well, you know what I mean)

Por cierto, aun seguimos sin niña. Seguimos informando en mi blog.

finn5fel dijo...

Me alegro de que todo fuera estupendamente, y de que Irene te hiciera ese pedazo de regalo!

Además, me alegra leer que te negaste a celebrar el 14 de febrero. Yo hace muchísimo tiempo que no lo celebro. Voluntariamente!

... O algo ;)

Dr. Banting dijo...

El Incal...

Yo tambien era como tu. No tenia los arrestos necesarios como para comprarme "El Incal"...pero tuve la inmensa suerte que dos grandes colegas me lo regalaran por mi cumpleaños.

Aunque mi version es "before new colours", yo definiría "El Incal" con una palabra: RAYADA

Y es que el comic es una PUTA RAYADA MENTAL de la muerte. Te puede gustar, lo puedes aborrecer...pero nunca te deja indiferente. No es que me desagrade, si bien Moebius no es santo de mi devoción, pero tampoco es de mis favoritos.

Otro palo es Jodorowsky como guionista...se ha fumado todo lo que ha encontrado por ahi y ha parido "El Incal". Ni mas ni menos.

Por ello es un comic que a la hora de "polemizar", discutir, comentar, charrar, anotar con otras personas es preferible llevar un punto de alcohol y/u otras drogas que nos permitan soltar mas chorradas de las que convienen. Y puesto que ahora son las 8:18 y estoy en el curro, hablar de "El Incal" y sus connotaciones metapatafísicas, pues como que no!!!

Jorge dijo...

Hola benditos,

pues sí, pedazo de regalo que me hizo la niña. Me sorprendió mucho la verdad.

Llevo poco leído, como ya he dicho voy a tiempo pausado, pero me parece una flipada de historia. Moebius es muy grande con sus viñetas panorámicas, muy difícil igualarle. Personalmente en ese estilo futurista, me chifla Daniel Torres, otra bestia.

Y Jodorowsky, extraño animal de la pradera, escritor, filósofo, dramaturgo, guionista de cómics, cineasta, en fin...Pero siempre con muchísimo olfato para abosorber lo que demanda la sociedad. Y si no, ya me explicarán el brutal éxito de su psicomagia, dentro de los llamados manuales de autoayuda. Un monstruo el hombre. Y además se conserva tan bien! Supongo que ayudará bastante el pedazo de mujer que tiene bastante más joven que él.

alberto dijo...

Bueno, el tío será un genio en muchos ámbitos de la vida y tal, pero lo que he visto de él (El Topo) me pareció un coñazo insufrible... De hecho, creo recordar que me dormí. Tengo por ahí Santa sangre y ni me atrevo a sacarla de la caja.

Jorge dijo...

Ya, es cierto Alberto. Sus pelis son tal rayada mental que resultan pesaditas, aburridas. Aunque son veneradas por un buen nutrido grupo de fans...como todo.

fantastic week dijo...

jolin...q enrollada es tu novia.
Es dfícil encontrar una persona q comparta tus aficiones e inquietudes, y además entiende de cómics, q más quieres!!

Esta nueva edición es genial, comparada con las anteriores, sólo ojearla es un lujo, la calidad del papel, el colorido...aunque es un tocho, y pesa como un muerto!
mientras no tengas una tendinitis es sopotable.
Lo único q no m gusta mucho es la portada, creo q hay dibujos mejores y podrían haber elegido otro.
De todas formas estoy con el chico este q ha dicho que para leer a jodorowsky hay q tomarse algo antes, sobre todo si lo comparamos con otros éxitos editoriales como sus libros sobre "cómo leer las cartas del tarot".

Consérvalo como una joya pq seguro q tu novia será lo más cerca que estará de poder regalarte una, o quizás fue mejor la dedicatoria...

Jorge dijo...

fantastic week,

curioso pero parece que tienes un poder de clarividencia alucinante porque sí, es cierto, la dedicatoria fue con mucho mejor que el propio regalo del cómic. Me escama esto... ;)