martes, 12 de agosto de 2008

"HERE" de Richard McGuire

El número 8 de Comic Art (ahora bajo el sello editorial Buenaventura Press) entre sus minuciosos artículos y sus reproducciones de altísima calidad (tanto por la valía de los autores como por su cuidado papel e impresión) contiene una de las historietas más innovadoras que he leído en los últimos años. "HERE" de Richard McGuire, publicada originalmente en RAW vol. 2 no. 1 de 1989, es prueba inequívoca de cómo derribar los aparentes límites expresivos del lenguaje de la historieta. El cómic viene precedido de una introducción a cargo de Chris Ware, (quien reconoce que McGuire es una de sus grandes influencias), que destaca la originalidad a nivel formal de la historieta, emparentándola con algunos ejemplos anteriores en la misma línea, como "Malpractice Suite" de Art Spiegelman en 1976, las tiras cómicas del autor holandés Marc Smeets o "A Short History of America" de Robert Crumb en 1979.

Ware no se anda con tapujos al considerar a McGuire como un genio "Personalmente, creo que es un genio, que transforma cualquier medio en el que trabaja en un lenguaje personal y propio. Lo que dio a cada lector con "Here" fue una mirada personal y única de ver la vida, además de (al menos para este historietista) suponer un cambio en la vida".

Lo que hace McGuire con esta historieta es volar por los aires la idea tradicional de secuencia, de linealidad, de temporalidad, tal y como se estructura la narrativa en sentido clásico. Al estilo de James Joyce, Virginia Woolf o posteriormente Vladimir Nabokov en literatura, que se encargaron de cuestionar los grandes relatos finiseculares con el punto de vista omnipotente del narrador, McGuire realiza una suerte de torrente de conciencia, mezclando pasado presente y futuro a través de un tamiz diferente, el espacio. El lenguaje de la historieta se ha dicho en muchas ocasiones, tiene más que ver con la temporalidad que con el espacio, con la secuencia más que con el lugar. Sin embargo, como ya apuntara Michel Foucault el tiempo ha recibido siempre un trato preferencial por la filosofía en detrimento del espacio, considerado inerte, estático per se. Con "HERE", McGuire funde espacio y tiempo, demostrando posibilidades únicas para el lenguaje de la historieta. Desde millones de años atrás hasta el año 2033, la historia discurre, a través de 6 planchas (¿cuántas viñetas?) con la única constante de un espacio definido y a la vez móvil: el rincón de una casa.

Disfruten.






3 comentarios:

anguloagudus dijo...

Muy interesante lo que consigue con una simple retícula de 2x3 viñetas alteradas interiormente con la introducción de pequeñas ventanas temporales. Tienes razón, el cómic puede hacer un mejor uso de sus posibilidades temporales, las espaciales ya están muy desarrolladas.

Jorge dijo...

Sí, el planteamiento a primera vista no puede ser más sencillo. Puede que fuera eso lo que quería conseguir, una estructura simple que no desvíe al lector de la complejidad narrativa que adquiere la historia a nivel temporal. Con el espacio, no diré que se ha conseguido todo, pero creo que es un plano más trabajado por la historieta que el tiempo. Lo que hace McGuire es sorprendente que no se haya practicado antes. Ahora, eliminar las referencias temporales numéricas y presentar la historia tal cual con la sola indicación referencial del dibujo...eso sí sería un reto para la lectura y creo que se acercaría más al torrente de conciencia en literatura.

Lajarín dijo...

guau
muy interesante la historieta